Pilates con máquinas

Si por algo se caracteriza la disciplina del Pilates es por cuidar tanto el cuerpo como la mente.

Son muchos los ejercicios de fuerza que ayudan a esculpir tu figura, a cuidar tus músculos, pero no tantos aquellos en los que se cuida el cuerpo a la vez que fortaleces tu mente.

El Pilates se trata de un actividad, creada por Joseph Hurbertus Pilates, perfecta para corregir la postura corporal, trabajar el centro (abdomen) y aumentar la flexibilidad y la fuerza de nuestros músculos, pero como también hemos dicho, es perfecta para trabajar la mente.

Cada ejercicio de Pilates conlleva seguir una respiración adecuada. Quizá esta sea la parte más complicada, ya que se debe de mantener la concentración al mismo tiempo que llevas la respiración acompasada con el movimiento que estas realizando, que debe ser, por supuesto, preciso y controlado.

Este método se basa en lo que se denomina Centro de fuerza. El centro abarca los abdominales, la base de la espalda, y los glúteos. Desde el centro de fuerza se trabaja la energía que hará que podamos realizar cada ejercicio de Pilates de una forma controlada.

Unos de los grandes resultados de la Contrología es la adquisición del completo dominio y control de la mente sobre el cuerpo” (Joseph H. Pilates)

Así pues, a medida que vas practicando el método Pilates, vas aumentando tu capacidad de concentración, conseguirás controlar más tu cuerpo reforzando la musculatura de todo el cuerpo al mismo tiempo.

El Pilates, está dirigido a todas aquellas personas que deseen trabajar cuerpo y mente y estén capacitadas para ello. La práctica de Pilates, ayuda a mejorar problemas posturales como hemos comentado, pero también gracias al fortalecimiento de la mente reduce la incidencia del estrés y todo lo derivado de este.

En definitiva, es una disciplina que es practicada por personas de todos los ámbitos, desde deportistas de élite hasta embarazadas. Con el Pilates, notarás cada día una mejoría en tu cuerpo y en tu mente.

5 comments

Leave a comment