La elección del ejercicio físico es, sobre todo, una cuestión de gustos. Pero también depende de lo acostumbrados que estemos, es decir de nuestra forma física, y de nuestro estado de salud.

Para personas sanas hay multitud de opciones. Desde el running que se ha puesto tan de moda en los últimos años, hasta ejercicios mucho más agresivos como es el crossfit, donde se somete al cuerpo a duras pruebas de fuerza y resistencia. Ejercicios, sin duda, solo al alcance de los más dotados físicamente.  Además, han ido haciendo su aparición diversos sistemas que incorporan tecnologías probadas por los deportistas de élite, como la electroestimulación. Algo excesivo para la mayoría de las personas cuyo único objetivo es mantener su cuerpo en forma y gozar de buena salud.

Hay otras opciones menos exigentes físicamente pero que potencian otras cualidades del cuerpo y son relajantes o, por qué no, divertidas. Entre estas podemos mencionar Yoga, Pilates o Zumba.

La práctica del método Pilates es una buena elección para aquellos que desean cuidar su cuerpo sin olvidar su mente. El ejercicio de Pilates es pausado, y mejora la concentración y la conciencia del propio movimiento. La respiración es uno de sus principios básicos.

Una ventaja de Pilates respecto de otros ejercicios es que también lo pueden practicar personas con patologías, como hernias discales o escoliosis. En su origen, Joseph Pilates, el creador del método, lo aplicó para rehabilitar a personas que permanecían inmóviles en cama. De ahí que sea también un método adecuado para la rehabilitación de lesiones.

Los ejercicios de Pilates son aptos para personas de cualquier edad, incluso los que hayan superado los 65 años. Puede practicarse Pilates tanto en suelo como con máquinas. Las personas mayores encuentran más cómoda la práctica de Pilates con máquinas, ya que facilitan sus movimientos y disminuyen el esfuerzo sin perder eficacia.

En Pilates con máquinas también se trabaja la resistencia, ya que además de ayuda para el movimiento, otra de sus funciones es la de dificultar éstos y conseguir que quien realiza el ejercicio tenga que superarse. Por tanto, el ejercicio se puede ir intensificando gradualmente.

Aunque puedes llegar a realizar ejercicios verdaderamente complejos, en los que movilizarás muchos músculos diferentes, Pilates es un ejercicio con el que es muy raro lesionarse, algo lógico si, como apuntábamos antes, está pensado precisamente para rehabilitación.

Te hemos contado algunos motivos por los que elegir Pilates para mantenerte en forma, pero si te cuesta decidirte por el ejercicio ideal para ti, en Samaya Moments puedes encontrar diferentes propuestas de Fitness. No tienes más que pasar por el centro y tomar una clase de prueba. Es gratuita.

3 comments

Leave a comment